¿Estamos preocupados por la preparación de los Socorristas? – Are we worried about Lifeguards’ training?. Luis Miguel Pascual

Luis Miguel Pascual

Este artículo se publicó originalmente en “ESTELA“, el blog de opinión de AETSAS.

En las últimas décadas hemos sido testigos de enormes avances en numerosos ámbitos, desde los sociales a los tecnológicos y el Socorrismo no ha sido una excepción. Desde 1980, año en que me formé como Profesor de Salvamento Acuático, mi opinión es que el avance más importante se refiere a la propia formación, tanto respecto a lo que se enseña como a la manera en que la información se transmite.

Hemos asistido a una evolución que ha ido añadiendo complejidad y variedad de contenidos y técnicas. Afortunadamente, se ha ido cambiando lenta, pero sostenidamente, desde lo anecdótico, hacia los conocimientos basados en evidencias contrastadas, de tal manera que formarse como Socorrista se ha hecho progresivamente más difícil en la medida de esta complejidad y, más o menos paralelamente, por las exigencias de la demanda laboral. Estos dos factores han provocado un gran cambio en la manera en que hoy preparamos a los Socorristas para desempeñar su trabajo.

No hace falta explicar cómo está organizada la formación de los Socorristas en España, las diferencias entre los currículos formativos y, por supuesto, en la propia filosofía de las organizaciones respecto a cómo forman a sus alumnos. El primer paso, y el más evidente, es lograr que se establezcan unos estándares mínimos para la formación de los Socorristas Acuáticos que estén fundamentados en los requerimientos reales de la actividad que desarrollan y los cometidos y competencias que deben dominarse, tanto en la rutina diaria, como ante una intervención.

Uno de los avances más importantes, la introducción del material de rescate, nos puede servir como ejemplo para ilustrar esta dicotomía y también la evolución de nuestro sector. Frente a un rescate cuerpo a cuerpo, el salto cualitativo que supone la utilización del material, refleja muy gráficamente lo que la evolución de los conocimientos y técnicas a partir de evidencias objetivas aporta a la formación y el desempeño de los Socorristas. Cuando se domina su manejo y se emplea en un rescate, las mejoras abarcan desde las propias prestaciones del Socorrista, hasta el pronóstico de la víctima. A pesar de que es un material ampliamente conocido, recogido en las definiciones profesionales y que se utiliza rutinariamente en la formación de los Socorristas, dónde se enseña su manejo y recomienda su uso, su presencia en determinados ámbitos como las piscinas, sigue siendo testimonial, por no decir prácticamente nula y cuando a través de los reciclajes, testamos la competencia de los Socorristas en su manejo, los resultados son descorazonadores mucho más a menudo de lo deseable.

Por supuesto, en España existen marcos de referencia, como las definiciones profesionales del INCUAL o las legislaciones de las Comunidades de Madrid o Galicia, pero ¿son suficientes?. Como catálogo de competencias profesionales, es posible que recojan los aspectos más relevantes de los cometidos profesionales, pero ¿reflejan la realidad profesional?. ¿Podemos hacer algo para adecuarlos tanto a la realidad, como a los requisitos técnicos?.

Mejorar las acciones formativas que se implementan en las organizaciones basándolas en conocimientos y técnicas contrastadas es una estrategia imprescindible. Pero todavía hemos de descubrir dónde y cómo se producen otros agujeros en el tejido del Socorrismo Profesional por los que perdemos, a veces a chorros, el caudal que tan penosamente hemos ido acumulando.

En mi opinión, conseguir que las normas legales contemplen la formación inicial, pero también su permanencia en el tiempo con la adecuada calidad, o concienciar a empleadores y Socorristas de su responsabilidad en el mantenimiento de un servicio efectivo basado en la competencia profesional de todas las partes implicadas, es sólo la mitad del problema.

La otra mitad, en la que las organizaciones tenemos una responsabilidad y deber ineludibles, pasa por que hemos de lograr transmitir la información adecuada al público que acude a playas, piscinas e instalaciones acuáticas, para que adquiera un sentido crítico respeto de los servicios de Socorrismo y el desempeño de los propios Socorristas y sea capaz de ejercer una presión positiva hacia la excelencia de todo el sistema de formación, prevención e intervención. A medio plazo, la presión de la opinión pública ha demostrado ser el factor decisivo para conseguir que este tipo de cambios se pongan en marcha.

Y es en este punto en concreto dónde opino que las organizaciones que estamos sincera y seriamente preocupadas por la formación de los Socorristas debemos de centrar una parte sustancial de nuestros esfuerzos. Hoy en día, la presión para la mejora y mantenimiento de las competencias profesionales de los Socorristas existe únicamente desde las organizaciones (y no desde todas ni de igual manera), y a ésta deben sumarse, ineludiblemente, las exigencias normativas y la presión social y cultural. Sólo con esta estrategia combinada lograremos que la formación de los Socorristas no sea una preocupación.

Luis Miguel Pascual Gómez es Profesor de Salvamento Acuático desde 1980, co-fundador y Director Técnico-Docente de la Escuela Segoviana de Socorrismo . Ha intervenido como Formador en los Cursos de Profesor de Salvamento Acuático de AETSAS, entidad con la que la ESS colabora desde sus inicios. Es un experto en la docencia del Salvamento Acuático y en la prevención de ahogamientos, ponente en congresos nacionales e internacionales y ha participado como autor en las dos ediciones del “Handbook on Drowning”, el libro de referencia mundial en la materia.

 

¿Qué podemos hacer? – What can we do?. Shayne Baker.

Shayne Baker

A lo largo del mundo hay ejemplos de la aplicación de la más sofisticada tecnología para observar, alertar y proteger la vida de las personas dentro y cerca del agua. La desventaja de la tecnología es que no siempre puede ser utilizada en todas las circunstancias y su coste es prohibitivo en muchos países.

En Australia somos afortunados de tener miles de voluntarios -como yo mismo- que entregan su tiempo y energía a entrenar y supervisar la vasta línea costera de nuestro país, que es una isla. Aún así hay ahogados.

Nuestros periódicos, radios y televisiones difunden mensajes a la comunidad sobre los peligros de nuestras aguas; las autoridades públicas colocan letreros para advertir al público sobre corrientes peligrosas y resacas. Alentamos activamente a los niños y adultos de la necesidad de aprender a nadar. Sin embargo, todavía hay ahogados, y muy a menudo en lugares que tienen señales de advertencia.

Si estamos implementando todas estas estrategias y las personas continúan ahogándose, ¿Qué podemos hacer?. ¿Cuál es la solución educativa o qué intervención puede conseguir que la gente se detenga antes de entrar al agua y se asegure de que ha tomado todas las precauciones necesarias para asegurar su seguridad y la de su familia?.

Shayne Baker OAM

Asesor Nacional de Educación y Formación, Royal Life Saving Society of Australia. Fue distinguido en 2012 con la Orden de Australia (OAM) que reconoce a ciudadanos de Australia y a otras personas sus logros o por servicios meritorios

What can we do?.

Throughout the world there are examples of the most sophisticated technology being applied to monitor, alert and to support the lives of people in an around the water. The cost of the technology is not able to be replicated in all circumstances and is prohibitive in some countries.

In Australia we are fortunate to have thousands of volunteers, such as myself who give of their time and energy to train and to lifeguard on the vast coastline of our island nation. Still we have people drowning.

Our newspapers, radios and televisions broadcast community messages about the dangers of our waterways, government authorities positioning of signs to warn people about dangerous currents and rips. We actively encourage children and adults of the need to ‘learn to swim’. Yet people still drown, and quite often at locations that have warning signs.

If we are implementing these strategies and people are still drowning what do we do?

What is the educational solution or intervention that will make people STOP before they enter the water and make sure that they have taken the necessary precautions to ensure their safety and that of their family?

Shayne Baker OAM

National Education & Training Advisor, Royal Life Saving Society of Australia, awarded in 2012 with the Order of Australia (OAM) that recognise Australian citizens and other persons for achievement or for meritorious service

 

Cómo escapar de un coche en el agua.

En las últimas semanas, la actualiadad en España pasa por la lluvia. Y por las crecidas de los ríos, que inundan poblaciones, vados y carreteras, algo a lo que no estamos acostumbrados por estas latitudes. Enfrentarse a estas circunstancias supone lidiar con el agua, un elemento peligroso e imprevisible. Además, el riesgo de sufrir un accidente de circulación que implique una caída al agua no es despreciable en nuestro país, con miles de kilómetros de costas, ríos y embalses.

Cada año, se producen entre 1200 y 1500 incidentes y de 400 a 600 muertes sólo en los Estados Unidos relacionados con vehículos que se salen de la carretera y caen al agua. Por ello, se hace necesario estar preparado para este tipo de emergencias. Se ha demostrado que practicar los pasos necesarios para un auto-rescate cuando caemos al agua en un automóvil y tener una sencillas las herramientas de rescate o escape disponibles y listas para usar durante este tipo de situaciones pueden marcar la diferencia. Además, el personal de los servicios de emergencia necesita tener la preparación adecuada para responder ante ello y contar con el equipamiento necesario para una respuesta efectiva y segura ante un vehículo en el agua. Con tan solo 30 ó 40 centímetros de agua, nuestro coche puede verse arrastrado por la corriente si intentamos vadear un río o cruzar una zona inundada. La primera regla de seguridad es nunca intentar hacerlo.

Si la situación es que el coche cae al agua inesperadamente, tendremos entre 20 segundos y unos minutos antes de que al agua lo inunde por completo, dependiendo de varios factores, como por ejemplo, si los cristales se rompen. Como la fuerza del choque con el agua se incrementa con la velocidad, llevar puesto el cinturón de seguridad incrementa las probabilidades de supervivencia. Enseguida el vehículo se inclinará hacia la parte del motor. Esta posición, la presión del agua y los posibles daños causados por el choque pueden hacer difícil abrir las puertas para escapar. La vía más sencilla y a veces la única, será a través de las ventanillas.

La decisión de salir del vehículo debe ser inmediata. Hay que abrir las ventanillas (o romperlas con una sencilla herramienta que también incorpora un cortador para los cinturones de seguridad) y escapar del vehículo antes de que comience a hundirse sin la menor vacilación. Quedarse en un vehículo que se sumerge bajo la superficie de un agua turbia, cuya profundidad desconocemos es con toda probabilidad una muerte segura. Gerald M. Dworkin, un reconocido profesional de rescate acuático aconseja un único mensaje universal para educar a la población sobre cómo escapar de un vehículo sumergido, que consiste en los siguientes pasos:

1- Quitarse el cinturón de seguridad.

2 – Abrir o romper las ventanillas.

3 – Sacar a los niños primero

4 – Salir del coche y nadar hacia la orilla.

Si hay varios ocupantes, una vez que la vía de escape está abierta, el primer ocupante que sale del vehículo debe ayudar al resto y éstos formar una cadena para ayudarse entre sí a salir del vehículo frente a la corriente de agua que inunda el vehículo. La herramienta de escape debe estar colocada en un lugar visible y accesible para el conductor y el acompañante y, si es posible, debería haber otra adicional en la parte trasera, igualmente accesible. Si vive en zonas dónde el riesgo de caer al agua está presente, considere que este pequeño gasto puede salvarle la vida.

No hay duda de que la caída de un vehículo al agua es una experiencia traumática, especialmente durante los meses en que el agua fría añade un riesgo adicional. Aplicando los procedimientos de emergencia y escape, los ocupantes pueden rápidamente ponerse a salvo ellos mismos antes de que el vehículo se hunda.

Lee el artículo original. Read original entry: Lifesaving Regsources

“VII Jornadas sobre Socorrismo y Soporte Vital Prehospitalario en el medio acuático.

VII-Jornadas-sos-GIAAS-Oleiros-copia

Las “Jornadas sobre Socorrismo y Soporte Vital Prehospitalario en el medio acuático” llevan celebrándose desde el año 2006. En esta 7ª edición se ofrecen novedades interesantes, tanto a nivel teórico como práctico, con el objetivo principal de asegurar la evolución y el futuro del socorrismo. Ponencias, prácticas, talleres, protocolos y experiencias seguirán desarrollándose mediante una etodología participativa y con aplicaciones prácticas directas.

Las Jornadas cuentan ya con el respaldo y colaboración de 17 entidades universitarias y 39 entidades públicas y privadas de 5 países diferentes, entre las que se encuentra la Escuela Segoviana de Socorrismo.

El Comité Organizador está formado por miembros del Grupo de Investigación en Actividades Acuáticas y Socorrismo y profesores del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de A Coruña. Y el Comité Científico está formado por 32 doctores pertenecientes a 16 entidades universitarias y profesionales de 3 países.

Los contenidos programados para esta edición cuentan con ponentes y profesores de

gran un gran nivel académico y profesional. Las ponencias invitadas se relacionan con los ámbitos educativo y formativo, laboral, primeros auxilios y gestión.

Oleiros (A Coruña), 26, 27 y 28 de abril de 2013

Email: giaas.udc@gmail.com

Lugar: Facultad de Ciencias del Deporte y la Educación Física (Bastiagueiro – Oleiros). Playas de Oleiros

Organiza: Grupo de Investigación en Actividades Acuáticas y Socorrismo de la UDC

Departamento de Educación Física y Deportiva de la UDC.

Curso de Socorrismo en Segovia, Matrícula hasta el 17 de Abril 2013

20111111_0108

Ya está abierto el plazo de matrícula para el Curso de Socorrismo que se celebrará en Segovia a partir del día 19 de Abril de 2013. Con este Curso obtendrás la certificación como “Socorrista en Piscinas e Instalaciones Acuáticas” que te permitirá trabajar en cualquier lugar de España, siendo homologable para trabajar en la Comunidad de Madrid, según su normativa específica.

Para más información y descarga de impresos: consulta la sección : Información General

A continuación resumimos los datos más importantes.

Curso: SEGOVIA Abril 2013.

Comienzo del curso : 19 de Abril de 2013 Aulas del Pabellón Pedro Delgado (Segovia).

– Plazo de Matrícula: hasta el 17 de Abril de 2013.

– Fecha de Comienzo: 19 de Abril a las 17 horas en las Aulas del Pabellón Pedro Delgado.

– Horario: Fines de semana. (Viernes tarde, sábado y domingo). Horario definitivo se cerrará en base a la disponibilidad.

– Duración aproximada: 7 fines de semana.

– Recogida de Inscripciones (Hoja de Matrícula y documentación): Area de Deportes de la Diputación Provincial de Segovia, C/ La Plata, 32 – Segovia. Tel. 921.42.87.78 ( de 8.30 a 14.30 horas)

– Importe: 395,00 €

Forma de Pago: Ingreso en Bankia Cta: 2038 7597 5960 0032 2560

– Reserva de plaza y primer pago: 250,00 € a realizar antes del 17/01/2013

– Segundo plazo: 145,00 € a realizar antes del 3/05/2013

Contacta en los teléfonos o utiliza este Formulario si quieres hacer alguna consulta o solicitar alguna información adicional.

Información general de los cursos (requisitos, etc)

Requisitos de Edad:

– Preferencia a mayores de 18 años. Si no se cubre el número máximo de 25 plazas, se admitirán alumnos con 16 años cumplidos antes del inicio del curso, siempre que acrediten los requisitos académicos y aporten autorización paterna por escrito para la realización del curso.

Requisitos Académicos:

– Haber superado la Enseñanza Secundaria Obligatoria (E.S.O., titulación académica equivalente o superior, antes de la fecha de finalización del curso, con justificación documental.

DOCUMENTACIÓN a aportar junto con la Hoja de Matrícula:

– Hoja de matrícula correctamente cumplimentada.

– 2 Fotocopias del D.N.I. por ambas caras.

– 2 Fotocopias de la titulación académica.

– 1 fotografía tamaño carnet, con el nombre en el dorso.

– Copia del resguardo bancario con el ingreso.

– Declaración jurada de estado de Salud (recoger a la entrega de la Documentación o al inicio del Curso, previamente a las clases prácticas).

– Autorización paterna para los menores de 18 años

Lugar para realizar los Ingresos:

Mediante ingreso o transferencia en los plazos indicados, en cualquier oficina de Bankia CCC: 2038.8759.75.96.000322560 . (Si el curso no se llevase a cabo se devolverá el importe de la matrícula).

Asistencia:

Se ha de asistir obligatoriamente al 90% de las horas totales del curso y a su vez al 90% de las horas lectivas de cada asignatura. Determinadas clases teóricas y/o prácticas son de asistencia obligatoria, por lo que rogamos que antes de inscribirse en el curso comprueben la disponibilidad para cumplir los requisitos de asistencia.

La formación impartida por la Escuela Segoviana de Socorrismo reune los requisitos exigidos por las normas legales para ejercer profesionalmente como Socorrista Acuático en Piscinas e instalaciones acuáticas. Con nuestra formación Socorristas pueden trabajar en cualquier lugar del estado español o acceder a los trámites de homologación necesarios en algunas Comunidades Autónomas (actualmente Madrid y Galicia).

Además, tramitamos gratuitamente la homologación en la Comunidad de Madrid, dónde la administración autonómica tiene establecido un sistema de registro obligatorio para el ejercicio profesional del Socorrismo.

 

INFORMACION IMPORTANTE:

La certificación de la formación en Socorrismo Profesional impartida por la Escuela Segoviana de Socorrismo es formación no reglada y con carácter no oficial, al igual que el resto de las acciones de formación en Socorrismo no adscritas a formación reglada, que imparten organizaciones privadas y las Federaicones deportivas. .

Cumple los requisitos para ejercer profesionalmente como Socorrista Acuático en Piscinas e Instalaciones Acuáticas y con esta formación, los Socorristas pueden acceder a los trámites de homologación o la inscripción en registros profesionales que son necesarios en algunas Comunidades Autónomas  y son computables para otras comunidades como Galicia con procesos de acreditación propios.

Las certificaciones de formación no reglada tienen la misma validez y no hay ninguna certificación que tenga una mayor “validez” aparte del prestigio o consideración que pueda tener en el mercado laboral. 

Reportaje del Taller de SVB en Televisión Castilla y León.

Enlazamos el estupendo reportaje que Televisión Castilla y León realizó el pasado día 18 de Febrero en el Taller de Soporte Vital Básico en la Casa Joven de Segovia, y que impartió nuestra Profesora de Primeros Auxilios Yésica Marugán.

Según comentaron los participantes, una experiencia interesante, entretenida y que puede salvar una vida y que además está al alcance de todos.